Determinaron criterios técnicos para realizar un uso agronómico de los fertilizantes orgánicos provenientes de plantas de biogás

Fuente: Valro soja

Por medio de una noma de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Las autoridades de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable determinaron los criterios generales que debe cumplir el digerido (subproducto) proveniente de plantas de biogás a los efectos de asegurar que su aplicación agrícola sea segura.

Por medio de la resolución 19/19 –publicada hoy en el Boletín Oficial– se dispuso que las provincias podrán adoptar el nuevo marco técnico “dentro del ámbito de sus jurisdicciones indicando los mecanismos de control y fiscalización en cuanto al transporte, uso, plan de aplicación y registro del digerido”.

La norma técnica establece la obligación de realizar cada tres años un análisis de suelo previo al comienzo de las aplicaciones del digerido “para determinar una línea de base inicial del cuerpo receptor y contemplar la dosis anual de carga y la carga máxima admitida de elementos potencialmente tóxicos”.

Se deberá además realizar un plan de aplicación, el cual tendrá que ser diseñado por un profesional competente, “con las medidas tendientes a no generar efectos adversos en la salud, la calidad de los suelos, las aguas superficiales y subterráneas”.

Para el sitio o cuerpo receptor donde se decida aplicar el digerido, se recomienda que el mismo esté ubicado a más de 300 metros de áreas con zonificación urbana y de pozos de acuíferos libres cuya captación sea para uso como agua potable pública o privada. También deberá ubicarse a más de 100 metros de pozos de agua de acuíferos semiconfinados o confinados o bien de “áreas anegadas o donde se verifiquen procesos de afloramiento del nivel freático recurrentes”.

Se recomienda además aplicar el digerido en suelos “con un contenido de arena menor a 70%” y en aquellos que tengan “una permeabilidad entre 5 y 40 mm/hora en el horizonte superficial”, con la excepción de los que tengan una “conductividad hidráulica superficial entre 5 y 127 mm/hora cuando dichos suelos presenten una capa subsuperficial con conductividad hidráulica menor a 5 mm/hora”.

También se aconseja aplicar el digerido en áreas donde el suelo posea un pH superior a 5 y dónde el nivel freático medio se encuentre a más de un metro de profundidad, además de terrenos “con pendientes inferiores al 10% o en áreas con mayor pendiente siempre y cuando cuenten con implementación de prácticas de conservación y control de la erosión como por ejemplo terrazas, curvas de nivel y/o cobertura vegetal del suelo”.

La norma técnica especifica que “la aplicación de digeridos en cultivos hortícolas deberá contemplar una metodología que evite el contacto directo del material con la parte aérea de las plantas”.